‘Takwika wan naja · asm38#1

10,00  IVA incluido / Taxes included

Manuel Coreto es natural de Kwisnawat, en el departamento de Sonsonate, en El Salvador. Él aprendió náhuat cuando su abuelo murió y lo estuvo visitando en sueños durante tres meses para enseñarle la que fue su lengua materna. En El Salvador, la separación entre vida-muerte es una línea que se sabe muy fina.

Manuel ha montado su Coro Yutawil (amanecer), compuesto por jóvenes de su pueblo. Con esta iniciativa enseña náhuat a través de la música, dando conciertos en distintas partes del país.

Gracias al proyecto Ne nawat shuchikisa cientos de jóvenes y niños/as tuvieron la oportunidad de conocerlo y aprender sus canciones junto al Coro Yutawil.

En esta ColecciónTakwika estamos ofreciendo con todo respeto los cantos de las personas nahuahablantes y neohablantes de El Salvador.

Título:'Takwika wan naja
Subtítulo:Ven a cantar conmigo
Nº de catálogo:asm38#1
Ciclo:asm38# · Manuel Coreto
Petición de:Tuyulu Takwika
Autor/a original:Manuel Coreto
Plantilla:voz y cifrado americano
Duración:1:00 min
Nivel:Medio
Nº de páginas:3
Orientación:Vertical
Color:Blanco y negro
Ref. editorial:EDTA0007

Descripción

Manuel y Sonia en La Casa Tomada (San Salvador)
Manuel y Sonia en La Casa Tomada (San Salvador), junio de 2018

 

La canción ‘Takwika wan naja ha sido cantada por los coros infantiles, juveniles y adultos de El Salvador gracias al trabajo de la compositora española Sonia Megías, apoyada por instituciones como la Cooperación Española, el Ministerio de Cultura de El Salvador o la Alcaldía de San Salvador. Este trabajo conjunto con las personas indígenas de El Salvador ayuda a difundir la música que ellos y ellas crean en la actualidad con el objetivo de la revitalización de la lengua náhuat. Con la aportación de proyectos como éste, la lengua náhuat de El Salvador deja de estar en peligro de extinción.

Las portadas de esta ColecciónTakwika de canciones en náhuat son cortesía del diseñador salvadoreño Carlos Miranda. Los textos en náhuat han sido todos revisados por el especialista en náhuat Rubén Alvaguer.

Los fondos recaudados con la venta de las partituras van directos al espacio Tuyulu Takwika (nuestro corazón canta) para la difusión y protección de la música en náhuat, dirigido por la joven líder indígena Estela Patriz.